15 años de blogging

Hoy es día de aniversario en cinco mundos. Hace 15 años publiqué el primer post en software*, mi primer blog.

Primaera entrada de software*

Después el blog se llamó avemundi y terminó en cinco mundos que es su nombre actual. El nombre actual es un homenaje a un artículo del mismo nombre publicado por Joel Spolsky y que ayudé a traducir.

En total he escrito 418 entradas en estos 15 años, algo más de 2 entradas al mes de media. Tengo que reconocer que el blog ha tenido épocas de muchas publicaciones y otras en que de una entrada a la siguiente han pasado varios meses, aunque en todo este tiempo nunca he dejado del todo desatendido el blog.

¿ Merece la pena tener un blog ? Creo firmemente que sí. Un blog es un sitio donde puedes expresar tus ideas o inquietudes, más allá del vértigo de las publicaciones de las redes sociales donde todo sucede tan deprisa. Además tienes un motivo para aprender sobre plataformas de publicación. Cuando comencé hacía el blog ‘a mano’, editando el html y el css. Después pasé a movable type, y de ahí a wordpress. Ahora publico tanto en cinco mundos como en Medium, donde también soy editor de Harbour Magazine.

El gran hilo conductor de este blog ha sido el desarrollo de las aplicaciones de escritorio para Windows que comparto en alanit. He contado todas las modificaciones que he hecho a los programas, las clases propias que uso, el diseño del interfaz, las herramientas de programación y el código completo de uno de los programas, Colossus. Espero que estas entradas hayan servido de ayuda a otros programadores.

Diseño plano

El diseño plano o flat design ha sido una tendencia en diseño web en los últimos años, pero con la llegada de Windows 10 se ha impuesto también en cuanto a interfaces de sistemas Windows. El diseño plano se caracteriza basicamente por:

  • Ausencia de texturas, sombras, gradientes, biseles o cualquier otro elemento que provoque sensación de profundidad.
  • Diseño minimalista, donde los elementos respiran y no se amontonan uno encima del otro.
  • Uso de formas geométricas simples (cuadrados, rectángulos, círculos, etc.) para estructurar la información o diseñar elementos de la interfaz (botones, iconos, etc.).
  • Uso de colores uniformes, vibrantes.

Como programadores de aplicaciones en un entorno gráfico como Windows, debemos preocuparnos de que nuestras aplicaciones sigan las reglas de interfaz del entorno, de otra manera su aspecto quedará totalmente desfasado. En función del tipo de software que realicemos esto tendrá todavía más importancia, no es lo mismo desarrollar sistemas por encargo que los usuarios tienen que usar de manera obligatoria que desarrollar aplicaciones a la venta por internet donde la primera impresión al usuario será determinante en el proceso de compra. Si quieres que tu aplicación se vea bonita debes siempre seguir las reglas del interfaz del sistema operativo en que se ejecuta. Un diseño simple y funcional es la clave para tener éxito.

En mi caso, como programador de aplicaciones Windows, he modificado mis aplicaciones para dotarlas de un diseño plano. A continuación muestro los cambios que he realizado:

  • Eliminación de gradientes en el registro seleccionado de las rejillas de datos.
  • Eliminación de efecto de sombra en las pestañas de ordenación de las rejillas de datos.
  • Eliminación de gradientes en los títulos de las listas de acciones.

Además, he dejado de utilizar una clase calendario – lo siento Paco – desarrollada a medida por el control estándar de Windows. El cambio de aspecto se muestra en las siguientes imágenes de mi programa el Puchero, que es el primero que he adaptado al estilo plano.

Y tú, ¿ has adaptado tus programas al diseño plano ?

la pila de libros de 2017

Hace muchos años, desde los tiempos en que leía avidamente a Joel Spolsky, cogí la costumbre de anotar los libros que leían mis blogueros favoritos. Me dí cuenta que muchos de los libros que anotaba se repetían en distintos blogs, y que de alguna manera había una serie de libros no técnicos que todos compartían. Libros como La economía Long Tail de Chris Anderson o El momento clave de Malcolm Gladwell son dos ejemplos de esas coincidencias.

He continuado con esta costumbre de anotar los libros reincidentes, comprarlos e ir leyéndolos. Todos ellos son libros de no-ficción, principalmente de psicología, motivación y organización del trabajo. Sin embargo, en los últimos años, he cogido el hábito de leer más libros de ficción con lo cual los libros de no ficción se han ido acumulando hasta formar una pila. De los veinte libros que leí el año pasado sólo 3 fueron de no ficción, y este año he decidido que voy a leer más libros de no ficción.

La pila de libros de 2017

Los libros que forman la pila son los siguientes:

De este último libro hay una edición en español publicada por Anaya Multimedia, pero yo tengo la versión en inglés que me regaló mi amigo Jaime Irurzun. Aunque lo he comenzado varias veces, nunca he conseguido terminarlo y por eso sigue en la pila.

Mi intención es leer todos estos libros a lo largo del año e ir publicando la reseña de cada libro cuando termine su lectura, avísando del comienzo del siguiente libro por si algún lector del blog quiere leer el libro en paralelo como si fuera un club de lectura. Alguno de los libros ha sido imposible conseguir en librerías de Alicante, por lo que he tenido que recurrir a sitios web como Iberlibro o Buscalibre para conseguirlos.

El primer libro, que ya he comenzado a leer, es Grit.

el poder de los hábitos

portada-el-poder-de-los-habitos2 He terminado de leer El poder de los hábitos de Charles Duhigg. El libro me ha gustado bastante y recomiendo su lectura. El libro se divide en tres partes:

  • los hábitos de las personas
  • los hábitos de las organizaciones de éxito
  • los hábitos de las sociedades

La primera parte expone que los hábitos se construyen para que el cerebro pueda descansar de tomar decisiones y actue de una manera automática. Los hábitos no se dan únicamente en las personas, también existen en animales, se crean de manera inconsciente y se alojan en la parte más interna y menos evolucionada del cerebro. Un hábito es un bucle de tres elementos: una señal – algo que hace que se desencadene la acción -, una rutina – las acciones que realizamos con el hábit -, y una recompensa que es una sensación de placer o conformidad con lo que acabamos de hacer. El problema de los hábitos es que muchas veces nosotros no decidimos de manera consciente que queremos desarrollar ese hábito sino que lo hacemos de manera inconsciente. Los hábitos son dificilmente erradicables, por lo que el autor aconseja sustituir la rutina por una acción diferente para modificar nuestro comportamiento.

En la segunda parte del libro se aborda el tema de los hábitos en las organizaciones, identificando como hábitos básicos aquellos que tienen más importancia en los negocios y en la vida, y que inician un proceso que con el tiempo pueden cambiar por completo una organización. Las culturas empresariales se desarrollan a partir de hábitos básicos que tiene cada organización, tanto si sus lideres son conscientes como si no lo son. No existen organizaciones sin hábitos, si sus lideres no los crean se crearán de manera autónoma y frecuentemente a raiz de rivalidades o miedos creando situaciones de estabilidad que son como treguas entre facciones encontradas.

La tercera parte del libro habla de los hábitos de las sociedades. Según el autor un movimiento social empieza por los hábitos sociales de la amistad y los fuertes vínculos entre los allegados. Se desarrolla por los hábitos de una comunidad y los vínculos débiles que mantienen unidos a los barrios y los grupos, y perdura porque los líderes del movimiento dan nuevos hábitos a los participantes creando un nuevo sentido de identidad y el sentimiento de pertenecer a algo.

El libro es bueno y me ha resultado ameno, pero al igual que en muchos libros de este tipo le sobran bastantes páginas.

extendiendo bullet journal

Uno de los artículos con más éxito en cuanto a número de visitas en este blog es el referido a Bullet Journal, el método de anotación analógico ideado por Ryder Carroll. Una de las ventajas de este método de anotación es que tienes libertad para modificarlo en la manera que quieras. A fin de cuentas es tu libreta y tu bolígrafo lo que estás usando.

En los últimos meses se ha producido, a mi juicio, una auténtica explosión en el número de blogs que hablan de Bullet Journal o BuJo como algunos ya le llaman. En estos blogs aparecen trucos y maneras de extender el método de anotación hasta casi el infinito, algunos de ellos son dignos de tener en consideración y otros son, desde mi punto de vista, cosas totalmente innecesarias. Hay quien hace un uso sencillo de Bullet Journal y hay quien convierte su BuJo en un cuaderno de dibujo.

Entre las extensiones o hacks del método Bullet Journal que he encontrado, a mi me parecen especialmente reseñables las siguientes:

  • Marcado Dash/Plus, es un método de anotación creado por Patrick Rhone y que consiste en marcar los elementos de las listas de la siguiente manera:

notemetadata

– es un item incompleto, una acción que no se ha realizado
+ es un item completo, una acción terminada
-> es un item que se pospone o se trasfiere para el siguiente día o lista.
<- es un item que se transfiere a otra lista lista, calendario, proyecto, etc.
(triangulo) es un dato o referencia
* es un evento
(relámpago) es una idea o referencia

La idea detrás de este método de marcado es que siempre comienzas marcando un item de la lista con un – y en función de lo que pase con el pues lo completas, transfieres a otra lista, retrasas,… Yo suelo usar distintos colores para las tareas y el resto de items que no lo son, las tareas las escribo con un color y todo lo que no son tareas con otro.

El marcado estándar de Bullet Journal tiene mil variaciones, lo mejor es probar hasta encontrar el que mejor se adapta a cada uno.

  • Seguimiento de hábitos o ‘habit tracker’. Puedes usar parte de tu calendario mensual para realizar un seguimiento de un hábito que quieras implantar en tu vida, de manera que cada día del mes marcas si has cumplido con este hábito o no.

xbujo01

Si son muchos los hábitos o tareas que quieres seguir lo mejor es hacer un planning mensual de seguimiento de tareas en una página independiente y anotar ahí el seguimiento.

xbujo02

La idea es seguir el llamado sistema Seinfield que consiste en intentar no romper la cadena de hacer algo todos los días anotando los días en que lo haces. Esto es válido tanto para hábitos como para cursos o algo que estés estudiando, cuando te propones realizar un curso de loquesea y quieres dedicar al menos media hora al día al mismo. En las hojas de seguimiento de hábitos mucha gente usa rotuladores de colores para ir marcando los hábitos y añadir una nota de color a las anotaciones. Yo uso los Stabilo 88, creo que son igual de buenos que otras marcas mas reputadas y en Alicante los puedes comprar de manera individual del color que quieras, lo que para mi es algo imprescindible.

Sobre la explosión de blogs que hablan del método Bullet Journal, los dos que sigo son los siguientes:

  • BohoBerry, es un blog dedicado a la mejora personal de su autora y pretende servir de inspiración para otras personas. Habla de varias cosas, pero creo que dió en el clavo con su artículo sobre Bullet Journal y se ha dedicado a explotar el filón. Digo explotar porque este blog es un negocio, y la autora habla de ello sin tapujos en una entrada mensual sobre visitas e ingresos. En último publicado es el de enero, y fijaros los ingresos que consigue con el blog. El blog en si mismo es un ejemplo de cómo montarse un negocio con un blog exprimiendo una y otra vez los mismos contenidos y montando una comunidad alrededor del blog.
  • Tinyrayofsunshine, es un blog dedicado principalmente a Bullet Journal. Presenta su BuJo, dedica un post mensual a enlaces de otros blogs que hablen de BuJo y participa también de los retos que comparte con BohoBerry.

Tanto Instagram como Pinterest tienen miles de imágenes etiquetadas con Bullet Journal que pueden servir de inspiración para realizar el tuyo.

diseño gráfico – crítica del libro

9788441537255 Estoy leyendo ‘Diseño gráfico, principios y tipografía‘ de Robin Williams que está editado por Anaya Multimedia. Está impreso en color, tiene 239 páginas y cuesta 27,50€.

El libro trata los fundamentos de diseño gráfico y la tipografía, en concreto los siguientes temas:

  • Principios de diseño: proximidad, alineación, repetición y contraste.
  • Diseñar con el color: el círculo cromático, relaciones de color.
  • Consejos y trucos extra sobre tarjetas de visita, cartas y sobres, flyers, boletines, folletos,…
  • Esencia de la tipografía.
  • Categorías de tipos.
  • Contraste tipográfico.

El libro explica con una claridad apabullante todos los conceptos que trata y trae numerosos ejemplos de cada tema. También tiene ejercicios para ir entrenando el ojo de diseñador, y pequeños examenes donde plantea casos prácticos a resolver.

Tengo que decir que sólo llevo leido la mitad del libro, y que es el primer libro de diseño gráfico que he leido. Me parece un libro realmente bueno, muy bueno para introducirse en el tema del diseño gráfico. En la portada del libro se publicita como el libro más premiado y vendido sobre diseño, a mi me parece un libro muy bueno y muy recomendable para recien llegados al mundo del diseño.

lo que llevo en la mochila – octubre 2015

En los blogs de escritura que sigo hay un tipo de post que me gusta especialmente: aquel en el que el blogger de turno cuenta qué cosas lleva consigo de manera habitual para escribir o tomar notas. Hablo de post como October Loadout, de los enlaces que aparecen en los post de Well-Appointed Desk y de algunas de las entradas de la web Everyday Carry, aunque con esta web hay que llevar cuidado pues hay personas que llevan muchas cosas extrañas en los bolsillos. Me gustan estos post porque aparecen libretas y material de escritura de uso habitual, fuera de las grandes piezas de colección que aparecen revisadas en muchos blogs y que para mi son totalmente inaccesibles.

En esta entrada voy a mostrar los objetos de escritura que habitualmente llevo en mi mochila. Ahí van:

  • Libreta Leuchtturm1915 – A5 punteada. Es mi libreta de trabajo, ahí anoto lo que tengo que hacer, listas de cosas, recordatorios,… Es una gozada de libreta, con un papel muy suave, con las pautas marcadas por puntos y hojas numeradas. La prefiero a otras más conocidas como las Moleskine, aunque también traspasa la tinta al escribir con pluma, incluso usando una de punto F.
  • Libreta Rhodia Unlimited. Es una libreta de tamaño 14x9cm, con las hojas microperforadas para poder extraerlas facilmente.
  • Pluma Delta 366, punto M. Esta pluma es una de mis preferidas y actualmente está descatalogada.
  • Pluma Pelikan 200, punto F. Fue un regalo de boda de mis amigos hace casi 20 años, y funciona perfectamente.
  • Bolígrafo y portaminas Caran d’Ache 849 Pop amarillo. Son mi boli y lápiz habituales. Me gusta su linea moderna y en contraste que hacen con las plumas.

    lo que llevo en la mochila - octubre 2015

    Si conoces otra entrada de estas carácterísticas en otra web por favor avísame dejando un comentario.