dos to-do list interesantes

Estas últimas semanas he estado probando dos programas para gestionar listas de tareas que me han llamado la atención. Y lo han hecho no por sus funcionalidades, sino por las herramientas con las que están hechos los programas.

El primero es Simple Task v2 que está hecho con Ext JS, que es un framework RIA pero se ejecuta sobre la plataforma Adobe AIR.

La segunda aplicación es TodoPaper, que sigue la estela de aplicaciones GTD minimalistas al estilo de TaskPaper. Lo que me ha llamado la atención es que está hecha con Python y la librería multiplataforma wxPython, que era la recomendación que me hizo Daniel Ribes en el post sobre REALbasic.

Anuncios

interfaces multiplataforma

En mi búsqueda de un entorno que me permita hacer software tanto en entorno Windows como Mac estoy encontrado cosas muy curiosas.

Cuando hablo de un entorno de desarrollo multiplataforma me refiero a un entorno que me posibilite hacer aplicaciones de escritorio en ambas plataformas, pero no que lo haga directamente a partir del mismo código porque el resultado puede ser peligroso. Cuando se pretende hacer programas que corran en dos plataformas distintas a partir del mismo código puede pasar que en uno de los entornos la aplicación tenga un aspecto imponente, pero en el otro el interfaz despiste bastante a los usuarios. Esto es debido a que un determinado control en un entorno puede tener una funcionalidad determinada y una forma de interactuar con él, mientras que esa manera de trabajar en el otro entorno no sea la habitual. Un ejemplo de esto es la barra lateral que podemos añadir a un formulario. En Mac tiene la función principal de organizar y clasificar elementos, mientras que en Windows puede servir también para ejecutar acciones. Los propios exploradores de archivos en ambos entornos nos dan cuenta de esa funcionalidad. En Windows el explorador de archivos permite ejecutar acciones sobre los archivos de una carpeta, y esta funcionalidad ha sido mimetizada por muchos desarrolladores de controles para distintos entornos, como el VTaskBox de CanalFive o el Themed Windows XP style Explorer Bar para VS2005.. La barra lateral de un formulario en Mac tiene otra funcionalidad bastante distinta. El Finder no permite manipular archivos a través de la barra lateral, sino que se tiene que hacer a través del menú de la aplicación. Lo que sí se puede hacer es añadir nuevos grupos o ubicaciones, lo cual se puede hacer normalmente a través del menú de la aplicación. Algunas aplicaciones usan unos pequeños botones que están en la parte inferior de la barra lateral para hacer esto, como por ejemplo mi admirada Delicious Library.¿ Es posible hacer utilizar un interfaz como la barra lateral de Mac en una aplicación Windows ? Sí es posible, otra cosa es que el usuario sepa lo que tiene que hacer con ella. Hay aplicaciones que usan una barra lateral Mac en aplicaciones Windows. Una de ellas es Librarian Pro, que es una aplicación de catalogación para Windows y Mac y tiene toda la pinta de estar hecha con REALbasic. Desde mi punto de vista la aplicación está desarrollada para Mac y luego llevada a Windows a golpe de compilación, con lo que el interfaz es completamente maquero. Así en la barra lateral aparecen agrupadas las colecciones y para añadir un nuevo elemento en una colección hay que usar un botón de la barra de botones que abre un menú y permite elegir el tipo de elemento a dar de alta. Para mi gusto este interfaz descoloca a un usuario normal de Windows, y se debería haber planteado de otra manera. Cada entorno tiene sus peculiaridades en el interfaz habitual y la manera de interactuar con las aplicaciones, y creo que no es bueno portar directamente aplicaciones entre entornos, sino que se debe respetar la manera habitual de trabajar en cada uno de ellos.

el economista camuflado

El economista camuflado es un libro de divulgación sobre economía. Da la impresión que es un libro surgido a rebufo del éxito de Freakonomics, y si en este el tema central era el funcionamiento de la economía en base a los incentivos, El economista camuflado se centra en el funcionamiento de los mercados, los sistemas de fijación de precios y el análisis de ciertas políticas económicas relacionadas con los mismos. El libro va de lo particular a lo general, comienza preguntandose por el alto precio del café en los Starbucks y termina por hablar de la evolución de la economía en China.En la primera parte del libro, el autor intenta explicar el funcionamiento de algunos casos o situaciones reales desde el punto de vista de un economista. Los primeros capítulos están dedicados a explicar como aprovechar el poder de la escasez para poder fijar unos precios mayores que los competidores o la manera que tienen los supermercados para cobrar mas por el mismo producto.Antes de entrar en las arenas movedizas de las políticas económicas hay un par de capítulos que me han gustado mucho, y son los dedicados al pinchazo de las empresas tecnológicas en bolsa y el de las subastas de licencias de telefonía móvil.En la segunda parte, el autor se dedica a analizar cual es el mótivo de la pobreza en algunos paises pobres y que han hecho algunos de ellos para salir de esta pobreza. La verdad es que al autor le importa poco el tema de las sweatshops e incluso llega a decir que la alternativa es peor a ellas. El autor, que trabaja en el Banco Mundial, argumenta claramente a favor del libre comercio y de lo malas que son las políticas proteccionistas, sin tener en cuenta en ningún momento que lo que hay detrás de determinadas prácticas son personas que sufren las consecuencias de estas políticas.En un mundo globalizado como el actual, creo que es bueno leer libros como este para entender un poco mejor el debate sobre economía y mercados.