paradigmas y comunidades de desarrolladores

Estos días Jaime y Rafa han publicado post sobre Xailer, José Alfonso le ha hecho una entrevista a Paco sobre vCode y se respira aire fresco dentro de la comunidad xBase. Desde mi punto de vista Xailer lo tiene complicado pues supone un cambio total de paradigma para los programadores xbase.

Un paradigma, de acuerdo a Thomas Kuhn, es la teoría o idea que es compartida por una comunidad científica y que nadie cuestiona. Ahora mismo está claro que el paradigma para programar en Windows es Fivewin/FivewinHarbour pero existen
anomalías dentro del paradigma que pueden hacer que haya una revolución por parte de la comunidad de programadores y esta decida abandonar el paradigma para abrazar otro. Esto se debe sobre todo – sigo con la teoría de Kuhn – a un sentimiento profundo de los miembros de la comunidad de que el paradigma no es el correcto y que deben buscar otro paraguas donde cobijarse. En las teorías de Kuhn el concepto de comunidad científica como ente social es fundamental y viene definido como un grupo de individuos que comparten un paradigma y que tienen lazos de conocimientos comunes.

Hace poco un amigo me dijo una frase que se me ha quedado grabada y que indica claramente que es uno de los progradores xbase en busca de otro paradigma. La frase fue: ‘Estoy harto de esperar tecnologías que nunca llegarán a xbase‘. Uno que se va. ¿ A donde ? Sólo él lo sabe, pero esa duda trascendental es la que indica que va a buscarse otro paraguas.

Si Xailer, o el entorno que sea, quiere triunfar debe hacerse atractivo para la comunidad, debe crear comunidad, de manera que haga que la comunidad de programadores xbase se replanteen lo bueno del paradigma actual y entren en crisis. ¿ Como se consigue esto ? Pues principalmente dando a conocer su herramienta y ofreciendo motivos para cambiar.

José, Ignacio: ¿ Que tal un blog donde nos tengais al día sobre Xailer ?

colores de Windows

Un error que se suele cometer cuando se programa es usar colores fijos en determinados controles que se quiere resaltar. Por ejemplo, que la fila iluminada en una rejilla de datos sea de color azul intenso, o un determinado
panel de un beige muy clarito. El programador se siente Van Gogh por un día y lo que acaba de hacer realmente es meter la pata hasta la rodilla. ¿ Que pasa si el usuario cambia sus colores de Windows ? Pues que el azul intenso puede quedar como una patada en la espinilla y lo del beige mejor dejarlo. El programador queda como un daltónico, cuando realmente es un chapuzas.

La solución es usar siempre los colores del propio Windows, de manera que sea cual sea la combinación de colores del usuario, nuestros programas entonen con ellos. Fivewin permite acceder a los colores de Windows a través de la función GetSysColor() y es muy sencillo hacer un pequeño programa que nos muestre los distintos colores del sistema, de manera que podamos elegir en cada momento cual usamos, pero siempre referido a la combinación de colores que tenga definida el usuario. Quiza perdamos un poco de vistosidad, pero ganaremos mucho en elegancia.

wcolors.jpg

Fijandonos bién y ejecutando este programa con diversas combinaciones de colores veremos que Windows utiliza siempre pocos colores y juega con mucho cuidado con tonalidades de los mismos. Dejo el código fuente y el ejecutable de esta utilidad para descargar.

microsiervos

Comencé a leer el famoso libro de Douglas Copland y si tuviera que calificarlo diría que ha sido decepcionante. Decepcionante lo que he leido porque reconozco sin rubor que no he podido terminarlo de leer. Me parecía una auténtica perdida de tiempo. Pensando en que podría decir sobre el libro, creo si realmente los informáticos en general y los programadores en particular fueramos como dice el libro, quedaría completamente justificada la percepción que de nosotros tiene gran parte de la sociedad y que resume Peter Denning de manera magistral en su Who are we ?

La identidad actual de nuestro campo (TI) está muy mezclada.
Se nos ve como innovadores apasionados e inventores
prolíficos. Se nos ve como unos inadaptados de mente
estrecha centrada en las TI e incapacitados para las relaciones
sociales. Se nos ve como centrados en la tecnología en vez
de en las personas o en los usuarios. Se nos ve como ajenos
a las consecuencias sociales, políticas y económicas de
nuestras herramientas y servicios. Se nos ve como esquivos
de la responsabilidad por fallos en nuestras herramientas
e interrupciones en nuestros servicios. Se nos ve como
alguien con quien es difícil comunicarse.

Un libro totalmente prescindible.